ComarcaSI en YouTube


Feeds de ComarcaSI

El hígado de joven asesinado salvó la vida de un hombre

Noticia | 03 00:00:00.12.2011
La vida del joven se apagó de una manera absurda y fue un durísimo golpe para sus padres y seres queridos, sin embargo hace pocas horas, cuando se cumplen cinco años exactos del caso, recibieron una noticia tan impactante como emotiva. Es que el hígado del chico fallecido permitió que un hombre no solo pudiera vivir, sino, además, hasta tener la oportunidad de ser padre de una niña.
Le gusta a 2 personas · Me Gusta

Martín Castellucci tenía 20 años cuando fue asesinado a golpes y patadas en la puerta de un boliche en Lanús, por un patovica que posteriormente fue condenado. El caso marcó un antes y después respecto a la seguridad en las discotecas, al punto que la familia de la víctima se dedica casi con exclusividad a denunciar excesos de violencia y trabajar para generar conciencia. La vida del joven se apagó de una manera absurda y fue un durísimo golpe para sus padres y seres queridos, sin embargo hace pocas horas, cuando se cumplen cinco años exactos del caso, recibieron una noticia tan impactante como emotiva. Es que el hígado del chico fallecido permitió que un hombre no solo pudiera vivir, sino, además, hasta tener la oportunidad de ser padre de una niña.
“Es difícil de relatar algo así, nos dio mucha alegría saber que el hígado de Martín le cambió la vida a una persona. De alguna forma, es confirmar que mi hijo sigue vivo, que su energía y vitalidad aún continúa en este mundo. Lo mejor fue cuando esta persona, que se llama Julio César Rodríguez y vive en Tucumán, se comunicó con nosotros para contarnos cómo su vida se modificó tras recibir el trasplante”, relató Oscar Castellucci, padre de Martín, en diálogo con Diario Popular.
Todo comenzó con un mensaje que recibió la Fundación Martín Castellucci, que fue creada por la familia y amigos del chico asesinado y ya tiene una destacada trayectoria en lograr que se reduzca la violencia en ámbitos bailables y la generación de normativas precisas para los controladores. “Hola, soy la persona que recibió el órgano (hígado) del chico Martín Castellucci. Son pocas las palabras para expresar mi agradecimiento y las condolencias por su ángel Martín Castellucci”, comienza el texto.
Luego, continúa: “les cuento que todos los días pido una plegaria a Dios para Martín y sus seres queridos.. y les digo con total convicción que amo a ese órgano y lo cuido mas que a mis propios órganos. Les cuento que al devolverme esta nueva vida Dios me dio una nueva hija. Agradecido hasta las fibras más íntimas de mi alma, corazón, cuerpo y mente”.
Acerca del contacto, el padre de Martín se mostró “realmente conmocionado, muy movilizado porque esto ocurre cuando se cumplen cinco años del fallecimiento de mi hijo, y cuando estamos preparando un reconocimiento a todos aquellos que nos ponen el hombro desde que armamos la fundación y nos propusimos colaborar en que las cosas estén mejor”.
“Me emocionó recibir ese mensaje, y más aún cuando hablamos por teléfono. Se trata de un hombre que tenía 53 años cuando recibió el órgano, y que previamente había tenido una vida muy difícil. Llegó a pesar 33 kilos y se desplazaba en silla de ruedas. Me dijo que el hígado de Martín le había cambiado la vida, al punto que pudo ser papá de una nena, algo que no estaba ni en sus mejores sueños”, dijo Castellucci.
Finalmente, el padre de Martín expresó que “Julio César me contó que tiene dos hijos ya grandes, uno de ellos violinista, que en enero probablemente toque en Baradero, así que vamos a hacer lo posible por encontrarnos, aunque tengo muchas ganas de verlo y cuando tenga la oportunidad creo que voy a viajar a Tucumán a darle un abrazo, que será como hacerlo con Martín”.

Por Diario Popular :: oscar@castellucci.com.ar

A.C. Martín Castellucci

Lo Social

AATECO

No Me Olvides

Nac&Pop

Télam