ComarcaSI en YouTube


Feeds de ComarcaSI

“La desinversión es una regla antimonopólica en el mundo”

Nota | 18 00:00:00.10.2010
Entrevista a Damian Loreti. El corredactor de los 21 puntos por una Radiodifusión Democrática dijo que en un lustro se podrán ver las nuevas propuestas estéticas, informativas, de pluralismo y diversidad cultural.
Le gusta a 1 persona · Me Gusta

Damián Loreti, ex vicedecano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, ex director de la carrera de Ciencias de la Comunicación,  y cofundador y corredactor de los 21 puntos por una Radiodifusión Democrática, fue un hombre de consulta permanente para la redacción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en todo lo referido a Derecho Comparado. Junto a Tiempo Argentino analizó el estado de la nueva norma y los alcances de la resolución de la Corte Suprema, que confirmó la suspensión de la aplicación para el Grupo Clarín del artículo 161, que obliga a los multimedios a desprenderse de señales  de TV y radios en un año.

“El fallo impacta en el paisaje mediático −explicó Loreti−. Particularmente en aquellos lugares donde hay un solo prestador de cable o donde hay uno o dos prestadores de televisión abierta en el interior del país. Sin perjuicio de ello, la aplicación de la ley sigue vigente, y tiene un conjunto de beneficios para enormes sectores de la sociedad que no podían acceder a medios”, continuó. 

−¿La decisión de la Corte busca terminar con la política de las cautelares?

−Es muy relevante la consideración de la Corte, porque dijo que la justicia deberá establecer un plazo prudencial para la duración de las mismas. Reclamó “equilibrio y armonía” en la aplicación de las cautelares.

−Lo que no se especificó fue ese plazo razonable. 

−La Corte dijo que eso lo debe fijar el juez que lleva el juicio de la cuestión de fondo.

−¿Cuál es la cuestión de fondo en el caso del Grupo Clarín?

−El tema de la intransferibilidad. Clarín presentó una medida cautelar respecto de las licencias que reclama como propias. El Grupo planteó la incompatibilidad de los artículos 41 y 161 respecto a sus derechos. En este marco, la Corte decidió rechazar el recurso extraordinario por razones formales, por lo cual quedó firme la cautelar. El resto de los artículos de la ley son perfectamente aplicables y están vigentes también para Clarín.

−¿Cuántas licencias tiene este grupo oligopólico?

−Ellos plantean 237. Aunque pueden tener solapadas licencias a partir de la fusión de Cablevisión y Multicanal. Y el solapamiento de licencias de servicios cerrados en la misma área de cobertura tampoco lo admitía la Ley 22.285. Esa es la razón de la objeción de la fusión. Clarín habría estado excedido incluso para la ley anterior.

−¿La desinversión sería una alternativa antimonopólica?

−Sí. Además, la desinversión no es un invento argentino. Eso sale de la aplicación de las reglas antimonopólicas en muchos países y del documento del Programa Internacional de Desarrollo de las Comunicaciones de la Unesco, y que tiene un comité de conducción de 20 países que sacaron unos indicadores de pluralismo y diversidad. En ese documento se reclama que los Estados tengan regulaciones y políticas tendientes a lograr las desinversiones cuando haya situaciones de concentración que afectaran el pluralismo y la diversidad. Incluida la aplicación de sanciones. 

−¿Actualmente se está aplicando la nueva Ley de Medios?

−Sí. No hay nada que permita asumir que la ley está suspendida. Si se ve la pantalla, se observa que se está aplicando. 

−¿Y qué pasa con la aplicación de la nueva grilla en Cablevisión?

−En este caso hay una particularidad. El fallo se funda sobre alguien que dice que lo sacan de la grilla porque no hay más lugar en las señales analógicas. Pero el fallo resuelve no solo respecto de la ciudad de Dolores –donde se generó el conflicto− y la señal analógica en cuestión sino que resuelve respecto de toda la clientela de Cablevisión, incluidos los que tienen servicio digital donde no hay problema de espacio. El fallo está desajustado de la consideración de hecho y la conclusión de derecho. 

−¿Hay una intencionalidad política en esa decisión?

−Me cuesta asumirlo. Si las razones son que no entran los analógicos, perfectamente se puede delimitar el alcance del fallo a Dolores y al servicio analógico. No se puede afectar a toda la clientela de Cablevisión de todo el país. 

−¿Esperaba una reacción mediática y judicial de esta dimensión?

−Sí, por los antecedentes. Las medidas de políticas públicas vinculadas a los medios de comunicación siempre fueron judicializadas. Se objetó la decisión de Eduardo Duhalde que permitía la instalación de medios provinciales. Se objetó la instalación de la repetidora de Canal 7 en San Rafael. Una resolución judicial obstaculizó la retransmisión de Canal 7 en Mendoza en el cable. No es nuevo lo que ocurre. Cuanto más intensas son las políticas públicas de promoción a la pluralidad y la diversidad, más se agudiza la actuación judicial de algunos sectores. 

−¿Es optimista en la consolidación de la nueva ley?

−Sí, pero a cinco años. Se requiere un proceso de maduración, un proceso lógico de estabilización de un nuevo modelo. Esto implica que se haga un nuevo plan técnico, que se hagan llamados a concursos, que se pongan en funcionamiento los nuevos medios, que se aproveche la digitalización y que los nuevos medios tengan un proceso de consolidación de sus planes de negocios. Ahí vamos a ver un panorama nuevo. La ley tiene seis meses nada más. Está empezando rodar. Por caso, la provincia de Santa Fe ya tiene en estudio su modelo de medios públicos. Hoy no tiene ni una radio FM. En cinco años podremos ver nuevas propuestas estéticas, informativas, de pluralismo y diversidad cultural. 

−Si cambia el gobierno por uno que no ve con buenos ojos esta ley, ¿puede estancarse este proceso?

−En ese caso deberían cambiar la ley. La mayoría parlamentaria, posiblemente lo permitiría. Lo que sería dable de reclamar es un proceso de discusión pública como fue la elaboración de los foros a lo largo y ancho del país. Y una propuesta de elaboración participada de normas para ver si la sociedad cambió de opinión. <

Por Franco Mizrahi. Tiempo Argentino :: politica@tiempoargentino.com.ar

A.C. Martín Castellucci

Lo Social

AATECO

No Me Olvides

Nac&Pop

Télam